23
Sáb, Feb
FACEBOOK

¿Todavía no nos sigues en redes?

entrenamientos

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

No solamente hay que entrenar horas y horas por la montaña, la fuerza es un aliado del corredor de montaña

 

 

Nuestro Colaborador Miguel Ángel Rabanal nos cuenta en este artículo la importancia que tiene el entrenamiento de fuerza en el Corredor de Montaña

Muchos corredores se piensan que para acabar un Ultra Trail solo hay que invertir horas y horas por la montaña y que el trabajo de fuerza apenas tiene importancia pero os voy a dar 8 razones por las que debes trabajar la fuerza si tienes pensado correr un Ultra Trail:

1)     Desarrolla la fuerza de los músculos impulsores:

La ganancia de fuerza en los músculos implicados en el movimiento, es decir los impulsores, genera una ganancia en la velocidad de desplazamiento. Así, si se mejora en tan solo unos milímetros en cada gesto, podremos haber ganado mucha distancia, supuestamente con el mismo esfuerzo aparente. Esto resulta de extrema importancia en ultratrails muy largos en los que pequeños porcentajes de mejora hace que al final se pare el crono con muchos minutos de adelanto.

2)     Trabaja las angulaciones musculares menguadas durante la carrera:

Cuando se realiza un gesto cíclico de manera muy repetitiva, como ocurre al correr por la montaña, se trabajan los músculos con una angulación limitada en sus contracciones que hace que las musculaturas se atrofien en parte y no desarrollen todo su potencial. Por ello, haciendo un trabajo de musculación incidiremos en esos ángulos muertos mejorando así la funcionalidad muscular evitando lesiones y aumentando el rendimiento en carrera.

3)     Fortalece las fibras musculares haciéndolas más fuertes:

Al exponer el músculo a cargas elevadas y de corta intensidad hacemos que las fibras musculares ganen en firmeza y poderío. Con ello no solo ganamos rendimiento sino que prevenimos desgarros musculares muy desagradables como son las agujetas ante esfuerzos intensos y prolongados lo que limitaría bastante nuestra funcionalidad para entrenar.

4)     Tonifica los tendones previniendo las tan temidas tendinitis:

Los diferentes trabajos musculares potencian no solo las fibras musculares sino que además fortalecen las uniones del músculo al hueso, dando un estímulo de potenciación a nuestros tendones, por lo que podrán resistir mucho mejor a las tracciones repetidas y muy variables que se producen cuando corremos por la montaña.

5)     Mejora la capacidad de velocidad tanto en subidas como en bajadas:

Al mejorar la fuerza muscular el corredor de montaña tendrá un plus de velocidad necesario para acciones repetitivas que se dan en el transcurso de un trail como salidas, cambios de ritmo para efectuar adelantamientos en zonas técnicas y con aglomeración, repechos, llegadas,…

6)     Tonifica músculos atrofiados y desarrolla la musculatura de manera armónica.

Cuando corremos muchos kilómetros de cara a preparar una carrera de montaña, se tiende a atrofiar ciertos músculos, sobre todo del tren superior, que aunque contribuyen en menor medida al gesto de carrera, tienen un papel muy importante en la correcta técnica de carrera, por tanto un adecuado trabajo de la fuerza permitirá fortalecerlos adecuadamente.

7)     Aumenta la capacidad elástica del músculo:

Con el trabajo de fuerza, el corredor de montaña incrementa los niveles de fuerza y elasticidad muscular, haciendo que la contracción sea mucho más efectiva, mejorando así las distintas acciones cíclicas que acontecen al desplazarnos por la montaña.

8)     Mejora la técnica del corredor de montaña:

Cuando se tienen mayores niveles de fuerza muscular es más fácil realizar gestos técnicos correctamente. Normalmente cuando se tiene una debilidad muscular hace que se cojan vicios y defectos que a la larga alteran la técnica, tanto en las subidas como en las bajadas.

Miguel A. Rabanal

intelligentrunning.es

facebook.com/ENTRENAMIENTOINTELIGENTE

Además te puede interesar