Maraton

¿Cómo bajar correctamente en una Carrera por Montaña?

Luisete, un especialista en las bajadas por montaña, nos cuenta en este artículo como mejorar nuestra técnica para ir más seguros.

 

Hay un dicho común que dice “Las CxM se ganan subiendo, pero se pierden bajando”.

Para que esto no suceda es necesario entrenar las bajadas y llevar cierta coordinación de nuestro cuerpo cuando descendemos.

Lo principal y primordial es no tener miedo y afrontar las bajadas con confianza.

En las bajadas al alcanzar una gran velocidad, sino se entrena, podemos llegar a sentir “miedo” ya que no se controla la velocidad. Por ello vamos a seguir unas pautas para tratar de mejorar y no perder la carrera o tiempo ganado en subida.

Es muy importante tener el cuerpo alineado desde el pie, pasando por la pierna y el tronco. Esta posición inclinada hacia atrás nos permitirá ir rápido pero a la vez frenar, siempre pisando con el talón.

Esta posición nos puede ayudar bastante. A medida que vayamos cogiendo más experiencia y nos soltemos más, iremos echando el cuerpo hacia delante donde conseguiremos ir más rápido y siempre podremos frenar volviendo a la posición descrita anteriormente, o dando pasos más cortos y rápidos.

Luisete bajando por la montaña

Es muy importante adelantar la pisada siguiente, es decir, ver donde vamos a poner los dos pasos siguientes al que estamos dando, eso nos dará seguridad. Cuanto más seguro estemos en esto más avanzaremos, pues esa confianza nos hará ir más rápido y con una mayor zancada. “Ojo, cuando se comete un pequeño error, el golpe puede ser considerable”. Por ello es muy importante la anticipación.

¿Y qué hacemos con los brazos?

Los brazos en función de la velocidad y el terreno igual pueden ir pegados al cuerpo, posición normal de correr, o abiertos para servirnos de equilibrio.

Para afrontar un descenso técnico y complicado necesitáremos ir equilibrándonos, ya que  si cogemos velocidad y el terreno es técnico necesitaremos equilibrio.

Por el contrario si el descenso es poco técnico y rápido, como una bajada por pista por ejemplo, los brazos irán en la posición natural de correr y acompasando el ritmo que llevemos.

Entrenar este tipo de bajadas, nos permitirá además de mejorar nuestros resultados en una carrera, afrontar las bajadas con una seguridad que hará que disfrutemos un poco más de este gran deporte que es correr por montaña

Luisete.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba