Sección de Material

¿Te vistes igual para correr por asfalto que por montaña?

¿Quién no se ha preguntado alguna vez por qué no nos ponemos lo mismo para correr por asfalto que para hacerlo por la montaña? 

 

Lo primero que se nos viene a la mente es la climatología y la seguridad. No es lo mismo correr por la montaña  que correr por una ciudad. 

En la montaña, las temperaturas, si la climatología es adversa, pueden resultar muy bajas como para correr con un pantaloncito corto y hombreras, como se corre en asfalto casi como norma general independientemente del tiempo.

Otro aspecto clave es la seguridad. Ante una lesión en la ciudad en menos de dos minutos puede haber una ambulancia que te recogerá y te llevara donde proceda y siempre cualquier espectador te puede abrigar con una prenda. En la montaña, este proceso puede llevar incluso horas, por lo que o tienes una equipación adecuada o una pequeña lesión se puede complicar, ya que al estar parado esperando a que vengan a por ti, sino tienes la ropa adecuada, pueden aparecer síntomas de hipotermia. En las CxM no hay acceso de vehículos a todos los sitios, de ahí lo complicado que puede resultar atender cualquier contratiempo.  

Dicho esto nuestro objetivo será ir lo más cómodo, ligero y protegido posible.

Con el paso del tiempo y viendo las necesidades de los corredores, los nuevos materiales y las apuestas de las grandes marcas por las CxM, han mejorado y mucho la equipación del corredor. Tanto en otoño/invierno como  en primavera/verano, utilizamos una indumentaria donde prima la ligereza, transpirabilidad, impermeabilidad y comodidad. Todo ello con un claro objetivo, estar protegido ante las posibles adversidades según la estación en la que nos encontremos.  

Si hablamos de zapatillas pues más de lo mismo, pero aquí, siendo estas la herramienta principal de los corredores, todavía se riza más el rizo. Ligereza, amortiguación, transpirabilidad al 100%, membrana impermeable y lo principal, que sean cómodas. 

Dicho todo esto, ¿qué es lo que debe llevar un corredor de montaña?

Dependiendo de algunos factores como, climatología, tipo de prueba y terreno por el que transcurra pues hay varias opciones en equipación para afrontar la prueba. 

Las zapatillas han de ser adecuadas para el terreno, por lo que optaremos por zapatillas técnicas, con mayor o menor amortiguación, una suela adecuada al terreno por el que transcurra la prueba. A la hora de decantarnos por unas o por otras debemos tener en cuenta nuestra comodidad y seguridad por encima de todo.

En cuanto a la ropa, buscaremos de entre todas las posibilidades que nos ofrece el mercado una indumentaria técnica adecuada a la época del año en la que nos encontremos. Aquí buscaremos también la ligereza, la comodidad y la transpirabilidad para no equivocarnos. Desde la cabeza a los pies, elegiremos aquello con lo que estemos cómodos, que sea transpirable y si la climatología es adversa que nos proteja del frío. El abanico es muy amplio, de ahí que tengamos varias opciones para elegir nuestra equipación personal. 

En lo que a accesorios se refiere mantenemos las mismas directrices, comentadas anteriormente, para su elección. En este apartado entra desde la gorra, gafas, buff, gorros y guantes, hasta frontales, mochilas y riñoneras. 

Gorra, gafas, buff gorros y guantes, nos servirán para protegernos de las diferentes condiciones climatológicas. Así que deberemos elegir en función de la climatología e inclusive, llevar parte de este equipamiento en la mochila si el entrenamiento va resultar largo, pues puede cambiar el tiempo rápidamente en la montaña. 

En entrenamientos largos, resultará imprescindible llevar mochila o riñonera, para poder llevar en ella aquellas cosas que necesitemos, primando en ellas algo de ropa en función de climatología así como alimento y líquido suficiente para afrontar el entrenamiento o competición. Siempre encontraremos alguna fuente donde poder reponer líquidos tanto en los entrenos como en los avituallamientos de las carreras. 

Por último, y no por ello menos importante, está el teléfono, en algunas carreras ya es obligatorio. ¡¡Aseguraros de que vaya la batería al 100%!! En un determinado momento, esperemos que no, nos sacara de un aprieto. 

Como podéis leer, la uniformidad de los corredores por montaña no es igual que la de un corredor de asfalto. 

Luis Alonso Marcos – LUISETE

Foto: .thenorthfacejournal.com

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba